lunes, 25 de mayo de 2020

Eerie (Filipinas, 2019)

"Habla de disciplina cuando hay niñas muriendo"

Director: Mikhail Red
Guion: Mariah Reodica, Mikhail Red, Rae Red
Reparto: Bea Alonzo, Charo Santos-Concio, Jake Cuenca, Maxene Magalona, Mary Joy Apostol, Gabby Padilla, Gillian Vicencio.

Eerie es una cinta de terror filipina estrenada en Netflix y que sigue los pasos de Patricia, una orientadora que trabaja en un centro de educación femenino donde empiezan a suceder una serie de extrañas muertes. Lo curioso de todo es que Patricia tiene el don de ver fantasmas y ella espera que estos le ayuden a resolver el misterio que hay detrás de estos atroces asesinatos.

Todo comienza con el suicidio de una estudiante de un colegio católico de mujeres llamado Sta. Lucía y el interés por la orientadora escolar, Patricia, por averiguar qué es lo que pudo haber pasado. Su investigación le lleva tomar contacto con el fantasma de Erika, una antigua estudiante que cometió suicidio en el centro y que le mostrará el oscuro pasado del colegio. Una serie de circunstancias la llevan a sospechar en un principio de la directora, una monja estricta y anclada en el medievo. Patricia descubrirá que el abusivo pasado del convento ha creado al peor monstruo de todos.




Estamos ante una cinta de terror que cuenta con una historia muy interesante pero que por culpa de su bajo presupuesto no brilla con todo el esplendor que debería. Mezcla la religión con toques de J-Horror (Terror Japonés) que harán las delicias de muchos, ya que puede llegar a superar las expectativas de algunos espectadores. 


Quizás por el tema tratado, puede ser monótona y deprimente en ciertas partes del film, pero eso no le quitará interés a los que disfruten con este género.  Tiene unas buenas interpretaciones, sobre todo las de Bea Alonzo (Patricia) y la de Charo Santos como directora del colegio. El lastre se lo llevan los efectos y el maquillaje, que es donde más se nota la ausencia de presupuesto. Como parte interesante, también la historia incursiona en la depresión y la salud mental de los adolescentes. Visión obligada para amantes del terror.




Lo mejor: Las interpretaciones. 
La historia de una orientadora escolar que también intenta ayudar a espíritus es muy tentadora.

Lo peor: El maquillaje hace que ciertas escenas no las tomen en serio y puedan perder validez. 

Predecible.

TRAILER