martes, 8 de octubre de 2019

Sitges 2019: The Shed (USA, 2019)

¿Has cerrado el maletero?

Director: Frank Sabatella
Guion: Frank Sabatella
Reparto: Jay Jay Warren, Cody Kostro, Sofia Happonen


Stan vive una vida triste. Sus padres están muertos y su abuelo es un veterano de guerra cruel. En la escuela tampoco le va mucho mejor junto con su amigo Dommer. Todo cambiará cuando un buen día un vampiro se esconda en su cobertizo para resguardarse del sol. A partir de ese momento, los amigos verán a la criatura de maneras distintas: Stan como una bestia y Dommer como un arma.

Frank Sabatella nos brinda su segunda película como director, un film un tanto largo pero disfrutable. La dirección es bastante sencilla, sin grandes filigranas, y un tanto de serie B. Se apoya en antiguas películas de vampiros, presentándolo como un ser sin alma y sin carisma (nada de vampiros elegantes).



El elenco de actores lo protagonizan caras bastante desconocidas y con poca experiencia ante las cámaras. Aunque su actuación es aceptable, se nota que todavía les queda recorrido para superarse.

Creo que lo más destacado de The shed es su apartado musical, un amplio abanico de temas guitarreros desde el punk hasta el post-rock, que le otorgan un poco más de cuerpo a la película.



En definitiva, aún no siendo un producto espectacular, The shed se deja ver muy bien, especialmente si te gustan los vampiros.

Lo mejor: La banda sonora sin lugar a dudas.

Lo peor: Unas actuaciones un tanto irregulares.

TRAILER


lunes, 7 de octubre de 2019

Sitges 19:La posada del dragón/Dragon Inn (Taiwán, 1967)

"¡Eso estuvo cerca, casi me convierto en lo mismo que tú!

Dirección: King Hu
Guión: King Hu
Reparto: Polly Shang-Kuan, Chun Shih, Pai Ying, Han Ying-Chieh, Hsu Feng


El género de las artes marciales le debe mucho a King Hu, director cinematográfico chino (aunque también fue actor y escritor) que junto a otros resucitaron el género Wuxia. Fallecido en Taipéi el 14 de enero de 1997, sus dos obras más importantes fueron Un toque de Zen (1969-71), galardonada en el Festival de Cannes de 1975 y Dragon Inn, la que nos ocupa esta reseña.


La cinta nos traslada a la época de la Dinastía Ming donde el eunuco imperial Zhao consigue derrotar a su rival político, el Ministro de defensa Yu. Después de mandar la decapitación de Yu, manda que sus hijos sean exiliados de China pero con la oscura intención de asesinarlos por el camino. Los soldados de Zhao, toman por la fuerza una posada apartada sabiendo que en el algún momento los exiliados pasarán la noche, planeando asesinarlos llegado el momento. Lo que no contaban era con la repentina aparición de Hsiao, un experto en artes marciales que pasaba por allí para ver a su viejo amigo el posadero y se percata rápidamente que ocurre algo extraño. Luego, entrarán en escena una pareja de hermanos artistas marciales, que acabarán uniendo fuerzas con Hsiao para salvar a los hijos de Yu.



Estamos antes una película que, pese a la época, sabe aprovechar fantásticamente los juegos de cámara para crear escenas de lucha muy entretenidas. King Hu supo también crear tensión en una posada remota sin nada más que una buena composición y un gran dominio del movimiento de la cámara. El resultado es que, a falta de la espectacularidad que nos podemos encontrar en películas posteriores, Dragon Inn sabe salir adelante elegantemente pese a los pocos medios. En los Premios Golden Horse del Festival de Cine de Taipei de 1968, La posada del dragón ganó el premio al Mejor Guión y fue finalista al Mejor Director.

Creo que gracias a películas como esta existen joyas como Tigre y Dragón (Ang Lee,2001) o Hero (Zhang Yimou,2002) y hay que estarles agradecidos a personas como King Hu por su gran labor a este género. 



Lo mejor: El control sobre el movimiento de la cámara.

Lo peor:
Quizás argumentalmente pobre pero hay que tener claro que es una película de 1967, sería injusto juzgarla con los ojos de ahora.
TRAILER


domingo, 6 de octubre de 2019

Sitges 19: Kung Fu Monster (China/Hong kong, 2018)

"Esta criatura es feroz por naturaleza, necesita temerte para que te obedezca"

Director: Andrew Lau Wai-Keung
Guion: Chao Rong
Reparto: Louis Koo, Cheney Chen, Bea Hayden Kuo, Bei-Er Bao,Taili Wang, Dongyu Zhou.

En los últimos años de la dinastía Ming, hay mucho caos político y los eunucos han llegado a tener mucho o más poder que el propio emperador. Uno de ellos recibe una extraña criatura y le encomienda a Feng Feng (Louis Koo), un miembro de la Policía Secreta Imperial, la tarea de domesticarla para convertirla en un arma en contra de sus enemigos. Feng Feng se da cuenta rápidamente de que la criatura es tierna y amable, por lo que decide liberarla, aunque eso le suponga poner en peligro su propia vida. Su acción hace que el palacio otorgue una recompensa considerable a quien atrape a la criatura y a él mismo, convirtiéndose en un traidor del imperio.  Ahora, muchos cazadores de monstruos, bandidos y artistas marciales persiguen a la extraña criatura con la esperanza de obtener la recompensa, lo que hará que muchos se peleen entre si.

Estamos antes una película para todos los públicos donde sobretodo disfrutarán los más pequeños de la casa gracias al bichito protagonista, ya que es, todo hay que decirlo, una auténtica monada. Una comedia al estilo que Hong Kong nos suele tener acostumbrados y que puede gustar a todas las personas que adoren el género o que busquen pasar un rato entretenido.



Las escenas de acción están muy bien realizadas y el CGI es bastante decente, por lo que puede ser una opción a tener en cuenta. Todos están correctos en sus interpretaciones, aunque no hay nada destacable. No es una película que necesite interpretaciones de alto nivel ya que tiene un argumento bastante banal donde solo se busca entretener sin más. De hecho, Louis Koo parece que funciona más como reclamo para la película que como protagonista, ya que no sale tanto como cabría esperar.

Creo que es una película donde sobretodo el público infantil disfrutará de lo lindo.



Lo mejor: El bichito es adorable y es imposible no enamorase de él.

Lo peor: La insuficiente aparición de Louis Koo aun saliendo en los créditos como protagonista
principal del film, quizás los que piensen en verla por él se sientan decepcionados. Un argumento pobre que puede aburrir a un público más adulto o que busque algo más elaborado. 


TRAILER